lunes, 3 de agosto de 2015

Equipaje de mano

Ejercicio presentado en el taller de escritura de Club Ciervo Blanco el 2 de Agosto de 2015



Mariela desplegó la nota y leyó: «En el bolsillo grande interior irán los apuntes de las clases de interpretación, dinero bien invertido, me dije siempre. En el rincón derecho, debajo de mis vaqueros doblados, meteré el diario que me regaló papá cuando cumplí doce años. Tiene las esquinas dobladas por el tiempo y una goma para cerrarlo que de vieja, ya no sujeta nada. Seguro que en esta nueva etapa por fin lo estrenaré. 

Entre los calcetines apretaré la cajita de madera en cuya tapa Álvaro grabó: “te esperaré”. Me dijo que dentro había una promesa que sobreviviría al tiempo. La llevaré conmigo adonde quiera que vaya, pero no la abriré por si acaso está vacía. 

Cerraré la maleta y en el bolsillo exterior, el de la cremallera, el de llevar las cosas a mano, meteré lo que siempre dice mamá: los pañuelos de papel ,las aspirinas y la sensatez. 

En el bolsillo de mi camisa irá lo que nunca puedo perder de vista: el billete de autobús, el dinero y la cordura.

Cuando el motor arranque miraré por la ventanilla y veré como se queda atrás todo lo conocido, y sonreiré porque ya estaré en el camino de mis sueños».

Mariela levantó la vista cuando una sombra se puso delante de ella.

-Nena, ¿Cuánto por un completo?

Dobló el viejo papel arrugado por el uso, lo metió en el bolso y pensó, por séptima vez aquel día: «¿En qué momento perdí mi maleta?»

No hay comentarios:

Publicar un comentario